Cuenta Conmigo….

A veces cuando despierto, me siento con la sensación de una llana melancolía, que me recuerda que he crecido, he cambiado y que también algunos días me he amargado…

Es posible disfrutar de la soledad cuando sabes que tienes amigos que te quieren por lo que eres y por cómo eres, tu explosiva personalidad, tu mal genio, tu humor ácido, tu sarcasmo latente, todo y cada uno de los detalles de tu personalidad no son tropiezo para que te vean tal como eres y te quieran así. …

A veces cuando despierto, me siento con la sensación de una llana melancolía, que me recuerda que he crecido, he cambiado y que también algunos días me he amargado…

Es posible disfrutar de la soledad cuando sabes que tienes amigos que te quieren por lo que eres y por cómo eres, tu explosiva personalidad, tu mal genio, tu humor ácido, tu sarcasmo latente, todo y cada uno de los detalles de tu personalidad no son tropiezo para que te vean tal como eres y te quieran así.

Es en esos momentos en el que en tu soledad tu corazón arma un nudo en la garganta que apenas te deja respirar, empiezas con temor a ver escenas de tu vida que te han marcado, escenas que para ti son importantes, que demuestras la alegría y la compañía sincera que has tenido y que ahora extrañas.

Enciendes la tele y cada programa habla de la necesidad de encontrarse a si mismo, de momento te detienes en una película que te gusta te gusta por que la haz visto y en algunos momentos te ha sacado una que otra lagrima, te remonta a tu pasado y te acuerda de no olvidar quien eres y por qué sigues peleando y luchando en este mundo, en busca de más momentos de felicidad sincera, de compañía sincera, de escuchar la voz de alguien que te dice cuenta conmigo.

De volver a tener amigos con los que compartirás aventuras, disfrutarás de las cosas sencillas de la vida, era solo cuando ellos y yo, disfrutábamos de improvisados paseos, tardes de películas, cuando las mentiras demostraban que lo que nos unía más que amor era complicidad. "Nunca volveré a tener amigos como cuando tenía Doce años… o tal vez 16".

Aunque lo anterior sea una verdad insondable y los recuerde con nostalgia, con ganas de volver a vivir esos momentos, me atrapa la melancolía y me recuerdan que nunca esos momentos serán mejores por que simplemente fueron perfectos. aún así es necesario ir a buscar nuevas aventuras, recordar con cariño el pasado y los buenos momentos, y buscar nuevas cosas que nos hagan sentir vivos, que nos digan que aún tenemos vida y que no debemos olvidar cómo eramos antes de volvernos "Grandes" antes de olvidar que alguna vez fuimos niños, y en esa época el miedo despertaba el morbo de querer vencerlo, el miedo no nos paralizaba, y aunque muchos de los comentarios malsanos que escuchamos marcaron nuestra personalidad y lo que no queríamos ser, también recordamos que quienes nos rodeaban eran los que nos impulsaban a ser mejores cada día, a crecer y no querer separarnos nunca.

Llega el momento en que cada uno toma una vida diferente, los sueños de unos se convierten en experiencias vividas y orgullo para el resto de los amigos, algunos se van de viaje a continuar con una exitosa carrera, algunos se dedican a sus familias, luchan por sus hijos abandonando sueños pero recolectando alegrías, y otros simplemente seguimos solos, con sueños que se han vuelto frustraciones, cambiando las decisiones para continuar persiguiendo nuevos sueños.

Pero hay una constante en todos nuestros estilos de vida, El Miedo, el miedo nos paraliza, nos hace perder la visión nos limita a lo que digan los demás y nos borra la memoria de cuando el detonante para vencerlo era la palabra gallina.

Ahora puedo aceptar tengo miedo, necesito la seguridad, la palabra de amigo que me diga gallina y me obligue a escapar de sus garras.

Es curioso, cuando creces te rodeas de más personas y entre tanta gente la soledad es más latente, por que entre tanta gente, muy pocos son los que te devuelven un HOLA, la palabra con la que podíamos hacer nuevos amigos y rodearnos de muchas personas divertidas, ahora es solo una palabra ya no es la puerta que se abre para dejar entrar a personas que llenarán tu corazón, por que todos tienen miedo, miedo a conocerte a aceptarte tal como eres, miedo a ver que como ellos eres una persona, con aciertos y fracasos como todos los demás.

A veces quisiera volver a ser niño, recuperar la facilidad para hacer amigos de verdad, a los que perdonar te quedaba más fácil, y no importa cuan imprudentes eramos, estábamos dispuestos a perdonar a reírnos de lo que pasó y a recuperar a nuestros amigos.

Para mi es increíble, cómo ahora, un disgusto puede durar años, es increíble que tengas muchas personas que te dicen te quiero, convirtiendo tan sacro sentimiento en una simple palabra, te lo repiten tanto que te lo crees y de momento te das cuenta que eso no es cariño, por que no están para ti, por que no cuentas con ellos, por que también tienen miedo como tú a perdonar el daño causado por miedo a que te hagan más daño, están mas dispuestos a decir te quiero, pero odian quien realmente eres, tu personalidad, te quieren cambiar y si no eres como ellos quieren, el te quiero se convierte en odio, y los buenos momentos vividos juntos se convierten simplemente en recuerdos sin valor, tanto que con el tiempo olvidan que fuiste tú el protagonista de ese recuerdo. esas personas que dicen te quiero, están dispuestos a juzgarte y condenarte por tus actos, están dispuestos a hablar mal de ti con el resto de las personas, esas personas que te dicen te quiero y alguna vez te lo dijeron son las que ahora te causan más daño, son las que sin remordimientos se convierten en victimas de una historia que tiene dos puntos de vista y nunca será imparcial. esas personas que te dicen te quiero nunca están contigo cuando los necesitas, por que las personas que dicen te quiero no sienten el amor de amigos y nunca estarán dispuestas a decir Cuenta Conmigo.

Yo cambiaría una palabra cómo te quiero, a un Cuenta Conmigo….

Dedicado a: Maribeth Rojas, Carlos Molina, Viviana Aparicio, Fredy Ariza, Cristian Castañeda, Mónica Vera, Constanza Guerrero, Jeison Baldiri, Miguel Basurtto y esposa, Jance Cardozo, Jeffer Vera, Jaime Lasso, Jhon Lasso, Jesus Marín, Mauricio Cruz, Leonardo Peña, Leonardo Palacios, Eduardo Martínez, y cada una de las personas que han escrito conmigo una historia, Mi familia y Kabah.

Anuncios

One thought on “Cuenta Conmigo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s